04/11/2019

Keraglass-vetrodomus, 15 años de estima y confianza recíproca

Sin duda alguna, Vetrodomus no necesita presentaciones. Líder desde hace más de cincuenta años en el sector del vidrio, y, en concreto, en el sector de la gran arquitectura, esta empresa bresciana es un socio histórico de Keraglass.

Una relación de amistad, estima y confianza recíproca que empezó en 2004 con la instalación del primer horno de templado y que se ha ido afianzando con la instalación, a lo largo de los años, de toda la línea de serigrafía y decoración.

Un recorrido de crecimiento que, ahora, implica también a la laminación con la compra a Keraglass de una nueva línea, la DELUXE 335/700, en la versión Jumbo para trabajar hojas de grandes dimensiones.

“Con esta línea culminamos un trabajo empezado hace quince años y nos adjudicarnos una de las líneas de laminación más importantes de Italia y más allá – comenta el fundador de Keraglass, Stefano Spezzani. Hemos realizado una máquina específica a partir de un proyecto hecho a medida y dedicado a satisfacer las exigencias del cliente. Una máquina que permite efectuar mecanizados con las máximas prestaciones. Vetrodomus es una empresa excelente y su showroom es un punto de referencia para todo el sector y, en concreto, para el mundo de la gran arquitectura, ya que la empresa es famosa por haber realizado trabajos importantes, como la sede de Eni en Roma, los rascacielos Odéon de Montecarlo o Walkie Talkie de Londres, el Aqualagon de París y muchos otros proyectos. En 2020 la gama completa de nuestros productos para la laminación, la decoración y el templado estará presente en Vetrodomus, un showroom para la tecnología Keraglass”.